La naturaleza como guía. La idea de perduración significa usar como modelo de nuestras acciones los procesos naturales (como el ciclo del agua, los flujos de nutrientes y la estructura y función de los ecosistemas). También nos indicxa que hay que favorecer la diversidad, en distintos aspectos: producción, plantas y animales o módulos que ilustran opciones técnicas.        



La concertación como elemento principal de trabajo en dos sentidos: primero, que es necesario involucrar a todos los actores en el proceso (gobierno, autoridades locales, vecinos, ONG, investigadores, empresas privadas); segundo, que es preciso lograr una síntesis, no subordinada, entre modos radicalmente distintos de ver el mtener una actitud de entrecruzamiento cultural: aceptar y armonizar visiones diversas.



El énfasis en lo local y en especial la definición de cuencas y microcuencas como unidades conceptuales y de trabajo. Implica, por una parte, que optamos por materiales y mano de obra locales, y por otra que buscamos la regeneración a nivel de toda la cañada.




Una perspectiva de género que reconoce la importancia y el papel de las mujeres.